No esperaba nada y encontré de todo

He tenido varios viajes estos últimos 2 meses, de todos hablaré un poco en algún momento, pero ahora quiero comentarles sobre un lugar del que no esperaba nada…Durango.

Tal vez fue error mio por no investigar mas del lugar a visitar y resulta que mi principal motivación para ir a ese lugar es que iba con personas que estimo y quiero mucho, no tenía otro motivador extra, me intente motivar extra sólo por lo del paseo del viejo oeste. Era un paseo de 3 días por lo que pensaba “si no me gusta pues total son pocos días, los puedo soportar”; y si a eso le sumo que la aeroline (viva aerobus) había cambiado nuestro vuelo, sin avisar, para una fecha que ya no se acomodaba nada y por lo cual se tuvieron que cancelar los lugares del nuevo vuelo asignado, pues parecía que sería un viaje catastrófico, encontramos un autobús que al final nos llevaría a nuestro destino un sábado a las 3 AM… y así comenzaba la aventurita.

Del trayecto de casi 10 horas en autobús no voy a hablar mucho, duré gran parte del viaje dormido, lo realmente bueno sucedió al llegar; de la central de autobuses de Durango al centro histórico las cosas fueron cambiado, de llegar a una ciudad que se veía normal se fue convirtiendo a algo lleno de historia a medida que llegábamos a nuestro destino, el hotel Posada San Agustín , ubicado en pleno Centro histórico y con una fachada que sorprendía por si sola ya que era un edificio de finales del siglo XIX que fue acondicionado para servir como hotel.

Nos faltaron días para poder disfrutar todo lo que ofrece la ciudad, si disfrutamos de un recorrido por la ciudad en dónde nos contaron las leyendas del lugar (por 60 pesos estuvo excelente), comimos muy bien en varios restaurantes pero en definitiva el que se lleva mención especial fue en Mendoza Restaurante antiguo que es mas bien un museo llamado restaurante, que muestra el rostro de la actriz Dolores del Río y parte de la gran casona de su familia, donde ella creció y muchos objetos antiguos que ahora forman una gran colección que es un deleite admirar.

El paseo al Viejo Oeste estuvo bien pero el clima es pesado, hace mucha calor y hace muy difícil disfrutar los shows que ofrece el lugar, la comida ahí no me pareció tan buena, pero el simple hecho de admirar el lugar dónde se han filmado muchas películas hizo que valiera la pena

Al final aprendes varias cosas, pero la mas importante es no juzgar los lugares (aplica para personas también) sin antes darte el gusto de visitarlos. Durango me dejó con ganas de querer visitarlo de nuevo para terminar de conocerlo, si vuelvo les aviso.

Nos leemos luego….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s